domingo, 9 de enero de 2011


09.1.11

Sú lugar.  


El tomo su mano, entrelazando sus dedos... al notar sus manos unidas, ella sonrió.  Las palabras sobraban; "una mirada dice mas que mil palabras" , y acá eso se cumplía a la perfección.  Bastaba con verlos para reconocer ese amor que se tenían, ese que se reflejaba en sus ojos , ese amor que habían guardado durante tanto tiempo, y hoy volvían a sentirlo. Caminaban sin rumbo, sin importarles los demás, eran ellos dos adolescentes caminando por la  vida, estaban juntos y era lo único que importaba. De pronto al mirar hacia adelante, se dio cuenta donde estaban, esa plaza. Esa plaza en la que vivieron tantas cosas, su primer beso, su noviazgo, salidas, peleas, 
reconciliaciones, todo. Esa plaza que hoy iba a presenciar algo importante, no había dudas que se amaban, ya no. Pero él dentro de tres meses volvería a su país -España ya era su país- y ella se quedaría en Argentina.
Ambos sabían, que no querían pasar por lo mismo, las despedidas en el aeropuerto no son gratas, lo descubrieron juntos. Pero el amor que sentían por el otro era mas fuerte, y optaron por lo que les parecía correcto. Decidieron vivir el presente sin pensar en mañana, por que eran felices juntos, y no iban a desperdiciar la oportunidad que estaban teniendo, el hoy estaba acá, pero mañana no, y nadie sabía cuando volvería.
Se propusieron empezar de nuevo, y disfrutar de estos tres meses, dos sonrisas y cerrar todo con un beso.
Pero no fue un beso cualquiera, claro que no, hacia 9 meses que no tenían contacto, y besarlo para ella fue... fue volver a nacer. 
Un beso suave, cálido, apasionado, diferente.
Asi lo imagino, y asi fue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario